Las cámaras térmicas FLIR de detección de gas (OGI, acrónimo de Optical Gas Imaging) son equipos probados para detectar fugas o escapes de gas en tiempo real. La tecnología de detección de gas mediante termografía es de aplicación en la industria del refino, química, petroquímica, líneas de distribución y muchas otras aplicaciones para mejorar la seguridad de los trabajadores y evitar costosos cierres de producción.