El sistema controla el riesgo de incendio mediante solamente 2 cámaras termográficas FLIR FC-Series R en todo el foso de recepción. Además, está conectado con la sala de control, desde donde se gestionan todas las alarmas de temperatura anómala. Además, para las alarmas de temperatura de incendio, las cámaras termográficas están conectadas directamente al sistema de alarma.