Termografía aérea, una solución integral para la agricultura

Tradicionalmente la medición de parámetros vegetativos de las plantas ha supuesto uno de los problemas más costosos en mano de obra y económicamente hablando. La teledetección mediante el uso de una cámara termográfica proporciona datos térmicos precisos, relacionados directamente con parámetros vegetativos.
 
Esto es posible gracias a la estructura interna de las hojas de las plantas, que se ve influenciada por sus propiedades térmicas ya que estas contienen una cantidad sustancial de agua por unidad de área.
 
"Aquí encontrarás más información acerca de las cámaras termográficas más adecuadas para soluciones en agricultura realizando ensayos no destructivos".  

La termografía nos da la opción de analizar con precisión y en alta resolución las plantas sin necesidad de contacto con ellas, además de lograrlo con gran rapidez.
 
¿Dónde podemos aplicar la termografía aérea?
En viveros: La detección temprana de la calidad de la siembra es un instrumento eficaz para detectar qué semillas son capaces de germinar y cuáles no. Los métodos tradicionales de inspección de calidad son ensayos destructivos y requieren mucho tiempo.
 
Inspecciones de riego: Los estudios muestran que la intensidad de radiación térmica emitida por las plantas es muy sensible a la falta de agua. Las plantas reaccionan al estrés hídrico cerrando los poros de las hojas, lo que aumenta la temperatura y por lo tanto la radiación IR emitida por la planta.
 
Ataque de enfermedades en plantas: Esta aplicación requiere un control preciso de la superficie de la planta, grabación de datos medidos y su posterior análisis. La utilización del equipo Workswell WIRIS embarcado en un dron permite inspeccionar un área grande, por ejemplo un campo o huerto, guardar los datos mediante imágenes radiométricas y analizarlas fácilmente mediante el software suministrado. El sistema se puede comunicar con localizador GPS, lo que ayuda de manera significativa a poder comparar los datos de una misma localidad en sucesivas inspecciones. La alta sensibilidad del detector térmico de la cámara termográfica es esencial para distinguir pequeñas diferencias de temperatura. La cámara térmica Workswell WIRIS está disponible con sensibilidad de hasta 0,03 °C, con lo que es capaz de detectar la fase inicial de infección de la hoja.
 
Evaluación de la madurez de la fruta: La termografía tiene potencial para ser usada en estos casos, ya que la resistencia a la evaporación del contenido de agua de la propia fruta a través de su superficie aumenta con la edad fisiológica. En el momento de madurez de la fruta, este parámetro alcanza el valor máximo, pudiendo ser detectado mediante el empleo de cámara termográfica.

cámara infrarrojos,  cámara termográfica,  cámara térmica,  dron,  rpa,  termografía,  uav,  wiris,  workswell
USO DE COOKIES:
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información o aprender cómo cambiar la configuración en nuestra política de cookies.