Aplicaciones de seguridad utilizando cámaras térmicas

Hoy en día, la seguridad es un tema que se utiliza de forma muy sensible en todas las áreas de nuestras vidas. Las medidas de seguridad, los riesgos de seguridad, cámaras de seguridad, etc. Asegurar la seguridad de las personas queridas, del personal, de la población, de los animales y de los objetos es una prioridad para muchos de nosotros. Esto no es una tarea fácil, por desgracia, no es algo que se resuelva un día y dure para siempre, debemos estar siempre pendientes de ello porque siempre emanarán nuevos factores de riesgo. Uno de los principales miedos, es el miedo a que entren personas (o animales) en edificios o en otros territorios. Otro problema análogo es la búsqueda de personas desaparecidas en algunas áreas. La búsqueda de desaparecidos en áreas abiertas durante el día no suele ser problemático, aunque las condiciones no siempre son ideales, puede haber niebla o humo en el área. Durante la noche es cuando suelen actuar los intrusos, pues la oscuridad no juega a nuestro favor.

Afortunadamente hay una forma simple y efectiva de ver a través de la niebla, el humo e incluso de los zarzales, y de la oscuridad. Todos los objetos que se encuentran más calientes que el Zero absoluto emiten radiación infrarroja, esta puede ser detectada por los sistemas de imagen térmica incluso con la presencia de los elementos mencionados anteriormente. Como seres vivos (humanos y animales), casi siempre tenemos una temperatura corporal diferente a la del entorno, pues las cámaras térmicas son buenas para ser usados como método de seguridad en los edificios durante la noche y con el mal tiempo (lluvia, niebla, nieve…). Las cámaras térmicas proporcionan una imagen de alta calidad y contraste, tanto en condiciones diurnas como nocturnas.

Si se establecen correctamente los parámetros de lectura y se utilizan dispositivos adecuados, un objeto que este a diferente temperatura se puede llegar a detectar a una distancia de varios kilómetros. Cabe señalar que un elemento considerado potencialmente peligroso puede no ser un ser vivo, sino que también pude ser un coche u otros medios de transporte o tal vez, el centro de un fuego. Con el uso de radiación infrarroja y cámaras térmicas, mantener protegidos los objetos, las personas y los bienes se hace más fácil y más fiable. El operador de la cámara puede ver la pantalla desde un lugar totalmente seguro y en caso de que haya cualquier amenaza, alertado gracias a los ajustes de alarma de la cámara, puede comprobar con solo un vistazo si hay algún riesgo real. Los objetos calientes resaltan en los termogramas por colores de contraste, por ejemplo, se puede configurar la imagen a modo que todo se vea en escala de grises y cuando algún objeto se detecte a una temperatura superior a los 35ºC, se muestre de color rojo. Pues gracias a este modo se puede detectar que es y donde está el riesgo y tomar medidas rápidamente.

La cuestión es cómo proceder si no se trata de proteger un área específica (un parquin, una entrada de edificio…) es decir, en el caso en que no sea posible instalar un sistema de cámara térmica de seguridad para monitorizar un área concreta. La solución es la aplicación de los sistemas móviles. Hay muchos tipos de cámaras térmicas disponibles en el mercado para la vigilancia de áreas pequeñas o búsqueda de personas en zonas donde cualquier individuo puede caminar dentro de unas horas determinadas. Aunque ¿Cómo proceder cuando se desconoce o es difícil de conocer o difícil de acceder?

workswell/Aplicacions/detsky-domov-zasova-1.jpg
La radiación infrarroja puede penetrar a través del humo, por lo que las cámaras térmicas permiten detectar personas a través del humo o la niebla.

Para estos casos, Workswell ofrece una solución elegante y precisa, el WIRIS es un sistema de imagen térmica de infrarrojos para vehículos no tripulados. Este es un conjunto ligero y compacto, con una cámara para el espectro visible y una cámara térmica que permite al usuario comprobar rápidamente cualquier espacio dentro de una área grande. El sistema Workswell WIRIS puede ayudar a encontrar una persona que se esté ahogando en el agua al igual que una persona atrapada entre el fuego y el humo, donde no se podría ver a simple vista.

workswell/Aplicacions/neco-1.png

Durante el vuelo, con el sistema Workswell WIRIS se puede supervisar una imagen en directo de ambas cámaras permitiendo reaccionar rápidamente ante cualquier amenaza a la seguridad. Todo el vuelo puede ser registrado y analizado posteriormente para identificar cualquier fenómeno de riesgo. Una clara ventaja que ofrece Workswell WIRIS es la opción de configurar manualmente la escala de temperatura dentro de un rango de temperatura muy pequeño. Por ejemplo, centrar el rango entre de 10ºC y 35ºC para la búsqueda de personas desaparecidas, hay que tener en cuenta que estos rangos siempre se pueden cambiar durante el vuelo. Mientras que en otros sistemas la sensibilidad no puede modificarse, este equipo sí que permite su configuración aumentando así la probabilidad de encontrar a un intruso o a una persona desaparecida. Esta característica hace que Workswell WIRIS sea la mejor herramienta para estas aplicaciones.

workswell/Aplicacions/0L1A0101.png

Sin la opción de configurar manualmente el rango de temperatura, ¡existe el riesgo de no ver seres vivos debido a una sensibilidad insuficiente del sistema!

Otra característica de gran ayuda es la posibilidad de crear alarmas de temperatura, esta opción permite la identificación de seres vivos mostrando a estos en colores que resaltan respecto al resto de la imagen. Además, añadir que estas alarmas se pueden modificar y ajustar completamente durante el vuelo a través del controlador remoto sin necesidad de tomar tierra, ajustándose a las condiciones reales de cada situación.

Las inspecciones con cámaras térmicas tanto de mano como las instaladas en vehículos no tripulados son recomendables para cualquier tipo de inspección, para localizar centros de incendios, comprobación de diferentes elementos o áreas y para buscar personas perdidas. Las inspecciones con Drone son mucho más rápidas, menos exigentes y reducen el tiempo de inspección reduciendo también el tiempo de emprender acciones, hecho que supone un incremento de la probabilidad de rescatar a los desaparecidos y salvar bienes.